lunes, 8 de agosto de 2011

Robocop y la utopía neoliberal




Recuerdo cuando la vi en el cine Olimpo de Viña (¿o fue en el Rex?). En cualquier caso ninguna de las salas existe. Yo no conocía ni siquiera la palabra cyberpunk, pero si sabía que Ronald Reagan, Thatcher y Pinochet tenían un cuento. Yo estudiaba ingenieria comercial y sabia que estaban privatizándolo todo. No se me escapó el chiste de que la ciudad de Detroit, financieramente quebrada en un futuro no muy lejano, ha privatizado todos los servicios incluyendo la policía (law enforcement). La administración se la ganó la Corporación Omni, donde un ejecutivo inescrupuloso maneja el crimen y planea robotizar la policía. El resto de la peli es sabida: de un poli asesinado nace Robocop, el arma mas efectiva contra el lumpen delictivo urbano jamás creado por el hombre. El experimento perfecto. Pero el ejecutivo no cuenta con los trabajadores: los policías de carne y hueso votan ir a huelga, y se desata el caos.

Una película visionaria, Robocop. Anticipó en casi un cuarto de siglo los acontecimientos de Agosto 2011, el mes en que la máquina saltó por los aires. Anarchy in the UK, campamentos en Israel, indignados en España, Demencia legislativa en EE.UU y movimiento estudiantil-ciudadano en Chile.

¿Cree usted en la casualidad? ¿En la astrología? Yo no, pero las respeto a las dos, y es singular que el sistema esté colapsando en España, en Chile, en UK., EE.UU. e Israel. Son los cinco máximos ejemplos mundiales de la NeoLibCon (o NeoConLib), la alianza entre neoconservadurismo y neoliberalismo que ha llevado al mundo al callejón. Cinco países que, en distintos contextos, se compraron el mix NeoConLib entero y ahora lo ven colapsar.

Fast Forward: Israel, EE.UU, UK y Chile desmantelaron sus estados de bienestar. Chile privatizó las pensiones y la educación. EE.UU y UK externalizaron la industria. Israel desmanteló su Estado de Bienestar en medio de una guerra. Chile gasta el 3,4% del PIB en defensa. España le puso precio a cada hectárea de su territorio y los bancos transformaron a millones de mil-euristas en seudopropietarios que ahora están indignados. Israel sigue siendo militarmente fuerte, pero su clase media se asfixia. EE.UU sigue siendo militarmente fuerte pero millones de estadounidenses no tienen seguro de salud. Chile sigue siendo militarmente fuerte y macroeconómicamente estable, pero 57% de sus ciudadanos no confían ni en el gobierno ni en la oposición. Todo esta reverendamente mal, quizá terminalmente mal…

Pero en este quinteto de naciones desdichadas, estos cinco jinetes del Apocalipsis NeoConLib, no todos están reaccionando igual.

En Chile miles de estudiantes tienen paralizado a un gobierno. En Israel 1 de cada 10 ciudadanos esta acampando en plazas y marchando en la calle. En EE.UU nade hace todavía nada (sospecho que los estadounidenses simplemente se miran, discreta y desconfiadamente por encima del hombro). Y en UK, cuna del punk, país desarrollado, especulativo, plutocrático y multiétnico, gobernado hoy por la única derecha secular que queda en el mundo (aparte de Francia y Alemania), un país donde 331 personas han muerto bajo custodia policial entre 1998 y 2011, ahí simplemente saquean.

Saquean en Camden, Notting Hill, saquean en Birmingham y en Liverpool. Saqueaban en Chile durante el terremoto y temblaba cuando Piñera juró como presidente. Hoy todo tiembla. Y cuando murió Franco, Pinochet lo fue a ver. Y cuando Pinochet estuvo detenido en Londres lo fue a ver Thatcher. Y mientras en Chile hoy se rebelan los aspiracionales, en Londres se revelan los flaites. Los ingleses son los chilenos de Europa. Los israelíes son los chilenos del Medio Oriente. Los españoles son los chilenos en veinte años más, aspiracionales estafados. Y se acerca el 2012.

Se anticipó en un cuarto de siglo Robocop (dirigida por Paul Verhoeven). Como cuando los flaites saquean Detroit a piacere porque los policías votaron la huelga, y solo queda Robocop para hacerles frente. En Robocop la corporación Omni planea no solo robotizar a la policía, sino dinamitar toda la ciudad y reconstruirla cerca. Mientras más flaites mate Robocop, mejor. Reconstruirán Detroit en otro lado y la rebautizaran Delta City, la Utopia NeoLibCon, una ciudad sin Estado, una ciudad 100% privatizada. Pero Robocop todavía tiene memoria humana y desenmascara al ejecutivo que maneja el crimen. Lo acribilla en medio de una sesión de directorio y la Corporación se redime porque, mal que mal, era película gringa, esas que ocurren fuera de la realidad.

4 comentarios:

  1. Y pa peor: el trailer ESTÁ MAAAAL!!!!

    ResponderEliminar
  2. A quien insiste que saquear centros comerciales e incendiar casas y automóviles no es el modo justo de pedir justicia, Lee Jasper (uno de los líderes de la revuelta británica) responde: "La gente no decide de un día para otro recurrir a las llamas. Es un proceso largo. Son todos los abusos sufridos, todo el malestar incubado por años, lo que explota. He ahí lo que sucede cuando una comunidad es abandonada a su propia suerte, cuando la política no se hace cargo. Condeno la violencia, pero solo en parte. Condeno mucho más la violencia económica del desempleo, la falta de oportunidades que le niega a los jóvenes un futuro. Es una violencia no reconocida. Nos centramos en el síntoma y no la enfermedad: el síntoma son los desordenes del sábado, pero la enfermedad es la alienación de una comunidad entera abandonada a sí misma."

    ResponderEliminar
  3. Recomiendo versión chilena de pesadilla utopía Neocon: 2010, Chile en Llamas, de Darío Oses, editorial Planeta, 1998. Pinochet en criogénesis mientras masas se hacen chupete Santiago y Congreso está poblado por parlamentarios faranduleros... FF.AA. privatizadas, en manos de Corporación Cóndor con sede en algún paraíso fiscal. Se paran los pelos!!!

    ResponderEliminar
  4. Ayer Guardian publicaba la sensación de la calle en Hackney... Proyectos sociales cerrados por falta de presupuesto... la policía tratando a los jóvenes de "niggers & bitches"... Lo de Osses hay que recuperarlo a como de lugar. En alguna librería de viejo en San Diego! Cierto Tommy, subí la sinopsis de la 3... ¡Maaal!

    ResponderEliminar